viernes, 22 de enero de 2010

Piano, piano...

Ayer por la tarde me costó un mundo levantarme del sillón para ir a cenar, estaba vacío y cansado, pero al pensamiento de ya, me levanté y me puse a cenar, devoré como un depredador y es que la sesión de bici fue exigente.


Hoy descanso obligado y deseado, los entrenos de la semana han sido a un ritmo inusual para el momento de la temporada en el que estamos y es que con eso de que en vacaciones he estado de vacaciones, valga la redundancia, quiero recuperar el tiempo y he comenzado con mucho ímpetu, así que a partir de ahora, seré bueno y poco a poco dicen que se llega lejos.

6 comentarios:

carles aguilar dijo...

Vale... Vives en Castelldefels..!! A ver si quedamos algun dia para machacar algunos Km. juntos.. Yo estoy en Vilanova, apenas a 15 minutos en coche...
Saludos...!!

ALVARO RUIZ dijo...

Si no te hubieses tirado a la bartola, je,je, un abrazo amigo

Francisco Castaño dijo...

CARLES: Cuando quieras podemos quedar, vendría bien que vinieras un día y conocieses a los chavales del aula oberta, así compartiríamos entreno con ellos.

Si quieres envíame un mail a francasta@gmail.com

Francisco Castaño dijo...

ALVARO: Con lo buena que estaba como no me la iba a tirar, jeje.

Tranquilo que para octubre estoy como una moto, lo que más me urge ahora es Graus, aunque tengo que ponerme las pilas en la natación, si no me pasará como al del bañador apretado que viste el otro día en la piscina, jaja.

pinarello dijo...

socio lo pasado pasado esta y eso no se recupera por que te vas a cargar demasiado.
Animo y palante

Francisco Castaño dijo...

PINARELLO: Ahora ya voy tranquilo, pero es que salí como los toros del toril.