lunes, 8 de noviembre de 2010

De pretemporada


Madrugando y madrugando, vamos que es mi sino. Pero es lo que hay si quiero entrenar, los chicos absorben mucho y más ahora que comienzan con los deberes a tope. Así que parte de los sábados y de los domingos por la tarde está hipotecada para ayudar a estos dos jabatos.

Así que ayer a las 7:12 h estaba dando pedales, casi tres horas de disfrute y es que no me cansaré de decirlo, me encanta la bici. Y es que aunque estando en pretemporada, las sensaciones están volviendo y las piernas comienzan a hacer los círculos casi perfectos. Unas Costas de ida y vuelta sin apurar demasiado.

Hoy 45 minutos de carrera por la montaña con los chavales del aula oberta y después una sesión de tortura en el gimnasio, que me gusta más bien poco, pero noto mejoría. Creo que hasta fin de año podré aguantar.




2 comentarios:

El Lay. dijo...

Un abrazo Fran, no nos toca otra que empezar a las andadas y tú encima madrugando, uffff.
Vamos colega.

Francisco Castaño dijo...

LAY: Bueno es lo que toca, si nos mandaran, no lo haríamos.