lunes, 24 de enero de 2011

Frío, frío, frío, más frio... y más.

Y es a esas horas que salimos, ¿que podemos esperar?...

Sábado en compañía de Manu, salida suave incluidas unas costas, temperatura baja, pero con buena sensación térmica, 85 kms bien llevados, vamos que pensábamos que haría más frío.

El domingo ya fue otra cosa, desde las seis pedaleando con Manu hasta el encuentro con el resto, instalación de luz con lastre a Manel y otra vuelta por los alrrededores hasta completar el grupo, pasando mucho frío, no se si por la humedad o que, pero la sensación térmica era muy baja, nos dirigirnos hacia Sitges, en la Mala Dona, milagrosamente se pasó el frío y es que en cuanto la carretera pica para arriba, parece que arriba nos esperan las del Mercedes, por que vaya la marcha a la que se sube. Reagrupamiento en Sitges y después de esperar a que llegaran todos, vuelta para casa con el enfermo a ritmo suave en compañía del sol que había calentado el ambiente.

Estos son los nuevos cables Campagnollo, por el grosor ya se ve que no son de freno, ni de cambios, son para atar la tija de Manu con mi manillar y que tire lo que quiera.

2 comentarios:

Sylvie dijo...

Lo malo es que como tire de ti y pedalees poco, aún vas a pasar más frío!!!!!!!!!

De verdad que ahora con este fretorro, admiro profundamente a los que salís en bici de buena mañana...(os admiro, pero no os envidio!!!).

Besitos.

Francisco Castaño dijo...

SYLVIE; Es lo que toca si quiero salir, madrugar.
Y por el frío sin problemas, ya me abrigaré más, pero que tire él, jeje.