viernes, 16 de noviembre de 2012

De astronautas a funcionarios

El otro día en Twitter leí una frase que me llamó la atención. "Qué se hace en las escuelas e institutos que los niños entran queriendo ser astronautas y salen queriendo ser funcionarios" (Sin desmerecer la labor de estos, yo soy profesor). El sistema nos hace estar anclados en los contenidos, en las calificaciones, en las competencias básicas... Y nos olvidamos de prepararlos para saber desenvolverse en la vida. Además por si esto fuera poco, muchos de ellos se aburren en las clases y están desmotivados. Los niveles académicos que se están dando, no son los pretendidos. No se trabaja la creatividad, el talento, las habilidades personales. No se ha de reformar el sistema educativo, sino que se ha de transformar.


Por eso me parece genial la iniciativa del ayuntamiento de Sitges. Recoger ideas y propuestas para innovar en el turismo de Sitges que representa el 80% de la economía de la ciudad. Para ello ha encargado a la empresa Cresalida la organización de HAIKUEMPRENEDOR. De estas ideas saldrán los tres finalistas que participarán en las jornadas que se celebraran los días 12 y 13 de diciembre. En las cuales participo en una mesa de debate y reflexión hablando de la cultura del esfuerzo en los jóvenes emprendedores.



Desde aquí dar las gracias a Marta por haber contado conmigo para participar en este evento que me parece tan interesante por impulsar el talento y la iniciativa de los jóvenes, así como su creatividad.

2 comentarios:

Antonio Ruiz dijo...

Muy buena reflexión;
Efectivamente todos los niños entran queriendo ser astronautas. Yo tengo un amigo que quería ser barrendero y al que su profe le castigó en la EGB (tiene cuarentaypico años y aún cuenta la anécdota con resentimiento). Creo que nunca abandonamos el sueño de subir a la luna, pero en la familia y en la escuela se da más valor a la situación del momento que al desarrollo de las capacidades de la persona.

Francisco Castaño dijo...

Gracias Antonio, en eso estamos de acuerdo. En las escuelas e institutos tenemos que enseñar mucho más que simplemente las asignaturas.