lunes, 11 de enero de 2010

Haciedo penitencia


Después de tanto pecar, toca hacer penitencia, así que en este proceso estoy yo ahora, hoy de nuevo he vuelto a salir con la bici y me he hecho unas Costas, o sea de Castelldefels a Sitges y vuelta, aunque no me he puesto un ritmo muy exigente, si que he notado los excesos de estas fiestas y la escased de entrenos. 45 kms que se van anotando en la cuenta, sumando poco a poco.

Después y con un misero plátano me he ido a la piscina y con más pena que gloria he conseguido hacer 750 metros de cien en cien, con los hombros destrozados y con unas sensaciones de pena, eso si que ha sido penitencia. Pero como en la bici, sumo y sigo.

9 comentarios:

carles aguilar dijo...

Eso mismo... Siempre hay que sumar por poco que sea... Lo importante es el resultado final...!! Pero quizás no hay que tomarlo como una penitencia, sino como una aportación a cuenta... Saludos...!!

pinarello dijo...

Ahora toca sufrir pero ya veras como en una semana te sientes diferente
Animo y palante

Quique dijo...

Bueno, pero eres un penitente constante....

Un saludo
Quique

PERIKO dijo...

Sabes que lo importante es eso, sumar.

El Lay. dijo...

Jajajaja, Fran nos juntamos los dos en esa penitencia, esto de las fiestas me an matao a mi tambien, y tendremos que privarnos de lo bueno, y machacarnos mas, pero como tu dices suma y sigue.
Saludos colega.

ALVARO RUIZ dijo...

Bueno poco a poco y no te quejes , un abrazo amigo

Emilio dijo...

Ahora es lo que toca, sumar y sumar krak, en unos dias estas a tope

akela-mae dijo...

Habrá que tomar ejemplo y empezar a ser penitentes .... uyyy!! se me da fatal a mi esos de no pecar jejeje.

Besicos

Francisco Castaño dijo...

CARLES: No es por tomarlo como penitencia, sino, no lo haría, es por dar un toque al blog, aunque sufrir, si sufrí.

PINARELLO: Claro que hay que sufrir, pero luego vendrá la cosecha.

QUIQUE: Hombre no, que hay días que disfruto.

PERIKO: En eso estamos.

LAY: Privarnos de una cosa buena para hacer otra buena también, jeje.

ALVARO: Que no me quejo, o si, bueno, merecido lo tengo.

EMILIO: A mi lo que me gustaría es multiplicar, jeje.

MAE: Pecar un poco también se puede, pero tantoooo, jeje.