viernes, 25 de junio de 2010

Renault 5 TL


Como el Renault 5 TL que tenía mi padre cuando yo era crío, estoy funcionando. Al ponerse en marcha hacía ruido por todos los sitios, los taqués con los balancines, la cadena de distribución con la tapa, las bielas con el cigüeñal. Pero al ir calentándose la cosa cambiaba, los ruidos desaparecian, el motor giraba redondo y el coche iba como un relojico, sin mucha cilindrada, pero que nos llevaba a todos los sitios.

Así voy yo ahora, al principio me cuesta coger la marcha, pero una vez he entrado en calor estoy notando como las sensaciones mejoran, poco a poco estoy cogiendo el ritmo de los entrenos, esto marcha.

Ayer 12 kms de carrera más otros 6 acompañado por Gabi e Ismael y hoy dos horas de bici rodando muy a gusto.

4 comentarios:

carles aguilar dijo...

Muy buen símil... Recuerda que también hay que pasar la ITV... Sin prisa, pero sin pausa... Buenos entrenos..!!

manuel binoy dijo...

Bien, Francisco, me alegro de que la cosa vaya funcionando como deseas; un saludo.

El Lay. dijo...

Fran, pokito a poko tronco, como dice Carles la ITV es importante no? jajajaja.
Un saludo amigo, espero no perder más el contacto tio pero estoy un pokito desmotivao con la puñetera mano, ya te cuento.

pinarello dijo...

Socio es que lo R5 son de gasolina y eso nunca se gastan a sin que ya sabes a tope y ademas en su tiempo fue de los mejores coches que habia a sin que ya sabes