sábado, 19 de mayo de 2012

Aula Oberta: la cultura del esfuerzo


María, Andrés, José y Dani tenían en común al menos tres de estas características: desmotivación, baja autoestima, trastornos conductuales, absentismo, necesidades educativas especiales o en riesgo social y retraso significativo del aprendizaje. Este tipo de alumnos hizo que en el curso 2005-2006, en el Instituto Les Marines de Castelldefels, comenzáramos un proyecto llamado Aula Oberta, para trabajar con este tipo de alumnos de manera más individualizada, con nuevas metodologías y nuevos planteamientos, todo ello basado en la cultura del esfuerzo, tan necesaria y tan olvidada a la vez en estas edades.
Cuando seleccionamos a los alumnos para que entren en el aula oberta nos encontramos a chavales y chavalas infelices y peleados con el mundo; a mi modo de ver, tienen tres hábitats: el instituto, su casa y los amigos. Han de transitar por los tres necesariamente y su presencia en ellos no pasa desapercibida; en el instituto su comportamiento no es el adecuado, por lo que se les aplican sanciones al saltarse las normas. Al llegar a casa, más de lo mismo, por la sanción que se les ha impuesto en el instituto, y su solución es huir de los problemas con los amigos, el único hábitat en el que no se encuentran amenazados. En resumen, chicos y chicas infelices, que exteriorizan su frustración de diferentes formas, casi todas ellas inadecuadas.
Hay que partir de la base de que todos y todas tienen habilidades y cualidades que normalmente usan de forma incorrecta o que no han aflorado por diferentes circunstancias. Lo que intentamos hacer desde el aula oberta es que usen esas habilidades o cualidades de forma correcta, enseñándoles valores y trabajando sobre la base de la cultura del esfuerzo. Cuando necesitan algo lo piden, si no se les da, no saben gestionar la frustración que les produce y cada uno la expresa de esa forma que a veces hace saltar las alarmas de los que están a su alrededor. Están sumidos en el hedonismo. En el aula oberta del Instituto Les Marines, les enseñamos que la vida no funciona así, que lo que queremos, nos lo tenemos que ganar y que eso además nos produce una satisfacción que no se experimenta de otro modo.
El trabajo en el aula se lleva a cabo por profesores voluntarios en este proyecto y que tienen -tenemos en común- que creemos en los chavales, condición fundamental para transmitir y que ellos lo acepten. Por supuesto el número de alumnos en el aula es reducido, son 12 chicos y chicas de 3º y 4º. Esto de los dos niveles ayuda a la adaptación a principio de curso de los nuevos alumnos de tercero, que son guiados por los que están en cuarto, su segundo curso dentro del aula. Se imparten todas las asignaturas que constan en el currículum ordinario de segundo ciclo de la ESO pero adaptando contenidos y metodologías. En matemáticas y sociales, se trabaja de una forma más tradicional, creemos que es importante que memoricen contenidos o que trabajen el cálculo y la operativa. En el resto de asignaturas el trabajo es diferente y particular. En castellano hacen teatro y vídeos, trabajando contenidos, guiones e interpretación. Catalán lo unen a la radio, preparando programas de diversa índole y temática. En tecnología se crea un negocio con todo lo que eso conlleva, permisos del ayuntamiento, búsqueda de un local, planos, proveedores y presupuesto final real. Además hacen trabajos prácticos y construcciones, todos con una utilidad final para el instituto. Inglés y música van muy relacionados con los viajes y el cine. En la red tienen su blog para explicárnoslo. En plástica se trabaja la creatividad en dibujo y otras artes, así como la ayuda a la confección de los decorados de sus obras de teatro u otros proyectos para el instituto. Al recoger la cosecha comemos verduras cultivadas en el huerto de la asignatura de ciencias. En educación física, corren, montan en bici y nadan en la piscina, todo esto con miras a objetivos deportivos que cumplir a lo largo del curso.
Una parte importante de su evolución está basada en la tutoría y en las actividades relacionadas con esta. Aunque el tutor es una figura de referencia en estas actividades, no se podrían llevar a cabo sin la implicación del equipo docente. Salimos a ver una o dos obras de teatro durante el curso y a un concierto de rock, con todo lo que ello implica; ponerse la ropa adecuada para la ocasión, quedar a una hora diferente y cenar todos juntos. El objetivo de la actividad, aparte de disfrutar del espectáculo y cohesionar el grupo, es conocer y hablar con los actores o músicos y que les expliquen todo el trabajo, esfuerzo y sacrificio que cuesta llegar hasta donde están. Corremos una carrera popular de 5 km, “La subida al castillo”. La cara de alegría de los alumnos al  cruzar la meta lo dice todo. En bici, para final de curso, tenemos el reto de ir y volver hasta Montserrat, unos 110 km. Trabajan en un almacén de frutas durante un día, lo que les enseña a valorar lo que cuesta ganar dinero y a continuación vamos a hacer la compra a un supermercado para que vean la relación entre ganar y gastar, así aprecian lo que tienen en casa. También vienen personajes conocidos a la clase para que les expliquen sus experiencias, vean lo que cuesta y cómo han llegado hasta la cima. Por poner algunos ejemplos, Luis Enrique (futbolista), Víctor Muñoz (entrenador), Josef Ajram (bróker y ultrafondista), Flecha (ciclista) y Pedro García Aguado (Hermano Mayor de la Cuatro). Este curso también hemos ido a Barcelona a regalar abrazos, una actividad que no habíamos hecho nunca y que ha sido una experiencia muy enriquecedora para ellos.
Todo esto requiere una gran coordinación del equipo docente, para lo cual se hace una reunión semanal, donde se valora cómo ha ido la semana, si toca poner alguna sanción o felicitar a alguien en particular o bien cómo ha funcionado el grupo como tal. Todo esto se explica en la tutoría, lo valoran y se trabaja para potenciar lo bueno y corregir las cosas que no han ido tan bien. La premisa de este aula oberta es enseñarles valores, explicarles que hay unas reglas de juego que se han de cumplir, que no cumplirlas trae consecuencias y que cumplirlas les aporta satisfacciones. En definitiva, como decía el cómico Jerry Lewis en una de sus películas, pasan de ser gente a ser personas.
No todos los alumnos salen adelante, aunque si la mayoría. Ahora hay ex-alumnos que están cursando ciclos formativos de grado medio, otros han hecho el curso de acceso a ciclos formativos de grado superior, otros trabajando y también en el paro, cosa no muy rara a día de hoy y en algún caso, después de ciclo formativo, están probando con el bachillerato.
Volviendo a nuestros amigos del principio: María, Andrés, José y Dani, a día de hoy, después de casi dos cursos en el aula oberta, han cambiado y su próxima meta es la obtención del graduado de la ESO al llegar a junio, meta que muy probablemente alcanzarán.
Francisco Castaño
Tutor del aula oberta

2 comentarios:

Pedro J. Domínguez dijo...

Hola Francisco, enhorabuena por esa labor que haceis con el Aula Oberta, si me das permiso pongo en mi blog como ejemplo de como se deben hacer las cosas, un saludo.

Francisco Castaño dijo...

Por supuesto que lo puedes hacer.

Muchas gracias.